Mirar el móvil por la noche es malo.

Seguro que lo has oido alguna vez o te lo ha dicho algún amigo o familiar.

Te vas a la cama y estás con el móvil. Ya sea chateando con alguien, leyendo algo o simplemente entreteniéndote con algún video, meme o juego.

¿Te resulta familiar, verdad?

Pues a causa de esos “momentos de relax” antes de dormir, tus ojos y sobre todo tu salud, están viéndose afectados seriamente.

Los smartphones y en general todas las pantallas LED, son una fuente emisora de luz de alta intensidad que solemos poner (aunque no deberíamos) muy cerca de los ojos.

Cuando los utilizamos en entornos bien iluminados, la pupila está contraída, y cierra el paso a la mayor parte de esa intensa luz que puede entrar. Pero al estar a oscuras, tenemos la pupila dilatada, permitiendo entrar un torrente mayor de luz intensa.

Esto puede generar dificultad para la lectura y en consecuencia mayor cansancio visual. Mantener la vista en las pantallas cerca de los ojos también pueden resecar la superficie del mismo y causar ojo seco, e incluso desarrollar miopía.

A parte de la vista, el no dormir bien, o no descansar las horas suficientes por el uso de los dispositivos electrónicos provocan consecuencias negativas sobre tu salud.

El insomnio o incluso la sensación de cansancio después de despertarnos son algunas de estas consecuencias.

Así que, si estas en la escuela, trabajo o en casa y te notas cansado, ya sabes porqué puede ser.

Es muy recomendable bajar el brillo de las pantallas, o dar algún filtro de luz azul, si el dispositivo dispone de ello.

Y si en tu día a día pasas mucho tiempo de cara a las pantallas, una buena opción es usar unas gafas con tratamiento de luz azul, para mantener una buena salud visual en todo momento.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

NOTICIAS RECIENTES

Únete a nuestra newsletter
Quiero recibir información sobre las novedades de VISTALIA en mi email.
Cerrar menú
×

Carrito